Hidalgo del Parral

Hidalgo del Parral Chihuahua

Suelo de plata donde se levantó la actual ciudad de Parral a 300 kilómetros al sur de la ciudad de Chihuahua.
(1,720 metros sobre el nivel del mar)

Es sin duda, la población con más personalidad y arraigo que tiene Chihuahua. Parral es la casa solariega de los chihuahuenses, la tierra de los herederos desheredados de la mayor riqueza en el norte de México, y con cuya plata se hizo nuestro estado.

Antes, muy antes se descubrieron algunas minas cercanas llamadas de San Juan, esto por 1600. Aledaña estuvo la estancia de Pacheco llamada Nuestra Señora del Parral, que tenía un paraje llamado San José. Cuando los tepehuanes y conchos se revelaron en 1614 la estancia fue incendiada y sólo quedaron los nombres en la memoria.

  Hidalgo del parral
  Hidalgo del Parral Chihuahua

En el verano soleado de 1631, Juan Rangel de Biezma tomó una piedra negra, le pasó la lengua y descubrió la plata: frente a él se alzaba una montaña cubierta de guijarros iguales. Juan Rangel había topado con La Negrita, un cerro de plata que parió a un pueblo al que le puso Real de Minas de San José del Parral.

Como la Rosa de los Vientos, y al tintineo de la plata, salieron de este lugar misioneros, soldados, gambusinos y aventureros; todos los hombres que luchando contra la adversidad y los indios bárbaros con sangre y esfuerzo fueron dibujando la geografía al actual estado de Chihuahua.

De Parral seguía fluyendo la plata y hasta se pensó traerse al obispo de Durango. El gobernador de la Nueva Vizcaya así lo hizo y durante más de un siglo Parral fue de hecho la capital del reino. Miles de historias se tejieron en derredor a este rico mineral, huellas de todas ellas quedaron en su archivo que es el más rico e importante que tiene México en el norte del país. Ahí se encierran los recuerdos de lágrimas y alegrías de una patria formada junto al ruido de la barreta que sacaba la plata.

En 1833 se le da categoría de villa, título que nunca necesitó para ser grande de por sí, pues al declararse la Independencia los parralenses por decisión propia prefirieron unir sus destinos a los hijos que se habían ido a Chihuahua y romper el vínculo que de algún modo los unió a Durango.

Todo a pasado por Parral, gobernadores, ricos mineros, indios bárbaros y en el siglo XIX los franceses en 1865 muriendo ahí Pedro Meoqui para marcar con su sangre el triunfo de la República. Después llegó la Revolución y Parral quedó en el ojo del huracán teniendo como amante a Francisco Villa con todos los conflictos que esta pasión encerraba. Ahí fue asesinado el guerrillero en julio de 1923.

Son tantos los nombres que llenan la historia de Parral que resultaría inútil meterlos en este breve párrafo.

Visitar Parral es un privilegio para quienes quieren descubrir lo mejor que queda en los hombres y mujeres de Chihuahua. Visitar Parral es toparse con casas solariegas, templos coloniales, palacios y esculturas como: El Buscador de Ilusiones, bellísima escultura que ahí dejó Ignacio Asúnsulo.

Logo Chihuahua

Antiguas Iglesias, casonas, plazas y calles típicas de un pueblo minero encontraremos en Parral, este rincón de Chihuahua que desea sorprenderte, Ven y vive Parral, no te arrepentirás.

Fotos y Texto: Cortesía de la Secretaría de Turismo de Chihuahua

Hoteles Hidalgo del Parral 

 


Ver mapa más grande

Sociales

Contáctenos

ContáctenosSi usted tiene alguna duda sobre nuestros temas, no dude en contactarnos!
Tel.
04455 2842 6632  E-mail: info@turiguide.com

  • Lunes-Viernes: 9:00-17:00 hrs.
  • Sábado y Domingo: cerrado