San Andrés Mixquic

Uno de los lugares más visitados durante las celebraciones del Día de Muertos, el 1 y 2 de Noviembre, por realizarse de acuerdo a la antigua tradición.

San Andrés Mixquic, México

Un mes antes las familias comienzan con los preparativos. Limpian las tumbas y sus casas y en la entrada colocan una estrella de papel, iluminada por un foco, con el propósito de iluminar el camino que seguirán las ánimas de los visitantes. En cada casa se elabora una “ofrenda” con el propósito de destinar un lugar a la memoria de sus seres queridos que permita el reencuentro.

En general, la ofrenda está formada por una cruz, un retrato del difunto, objetos personales, alimentos y bebidas que gustaban al difunto, adornos de papel, en especial cadenas de papel color blanco y morado que simbolizan la unión entre la vida y la muerte, y los siguientes elementos, que no deben faltar:

Ofrenda dia de muertosAgua – para que el ánima pueda saciar su sed;
Sal – para conservar el alma íntegra y poder regresar el siguiente año;
Velas – para guiar el camino de llegada a casa y alumbrar el regreso. Suele ponerse una vela para cada difunto;
Copal – para alejar los malos espíritus;
Flores, especialmente la flor amarilla del cempasúchil, cuyo color fácilmente visto en la obscuridad servirá como guía a casa;
Petate - mesa o cama para que las ánimas descansen;
Pan de muerto – en representación de los enemigos vencidos y
Cañas de azúcar – simbolizan las varas donde se ensartaban los cráneos.

La fiesta comienza a las 12 de la noche del 30 de Octubre. Suenan las campanas de la iglesia para anunciar la llegada de las almas de los niños o “muertos chiquitos”. A ellos se les prepara una ofrenda con flores y velas blancas, símbolo de su pureza, y sus ofrendas incluyen juguetes para que vuelvan a jugar.

A las 8 de las mañana se les ofrece desayuno y a las 12 vuelven a sonar las campanas anunciando su despedida. Es momento de cambiar las flores blancas por las amarillas de cempasúchil.

A las 7 de la tarde los habitantes visitan las casas de familiares, vecinos y amigos cantando y sonando campanas. A cambio de la visita se les regala dulces, frutas y tamales. Por la noche hay un concurso de calaveras de cartón, siempre ingeniosas y divertidas, muestra humor del mexicano.

Al día siguiente, el 2 de Noviembre a las 8 pm inicia la “alumbrada” de las tumbas. Los familiares acuden al panteón para iluminar con velas las tumbas ya decoradas y así acompañar a sus difuntos toda la noche y madrugada. Es una fiesta de mucho respeto.

 

Barrio de Tláhuac, al sureste de la Ciudad de México.


Ver mapa más grande

Sociales

Contáctenos

ContáctenosSi usted tiene alguna duda sobre nuestros temas, no dude en contactarnos!
Tel.
04455 2842 6632  E-mail: info@turiguide.com

  • Lunes-Viernes: 9:00-17:00 hrs.
  • Sábado y Domingo: cerrado